Gestoria Económica

El sistema tributario es complejo, como queda claro cada vez que toca liquidar los impuestos, sea de una actividad por cuenta ajena o propia. Si es cierto que el propio sistema permite ahorrar impuestos en ciertos casos, también lo es que no es fácil de entender y que la mayoría de las veces reina una gran confusión a propósito de qué y cuánto desgravar o deducir. Sobre todo, la primera vez que te enfrentas a la declaración de la renta, es muy probable que tengas más preguntas que respuestas: ¿qué gastos puedo deducir? ¿Qué documentos tengo que conservar? Para ello debes contar con la ayuda de una Gestoría Económica que te solucione esos momentos tan complicados para ti.

Una posible salida del laberinto fiscal, es la que representan los asesores fiscales. Perfectos conocedores del entramado tributario y de las distintas obligaciones y exenciones que lo conforman, los asesores tanto se encargan de entregar una declaración corriente de impuestos, como apoyan al pequeño empresario en la gestión de su contabilidad o de auditorías fiscales por parte de Hacienda. Aunque no de forma altruista, naturalmente. Con el fin de evitar sorpresas, conviene estudiar antes cuáles son los precios de las gestorías y los asesores fiscales.

Conviene distinguir la figura del gestor administrativo de la del asesor, aunque a veces asuman las mismas tareas. Un gestor se ocupa de las tareas de índole administrativa de las empresas. Estas suelen incluir típicamente la contabilidad, la gestión de nóminas o los asuntos fiscales, entre otras. Un asesor, en cambio, no maneja, sino que asesora, es decir, ofrece consejo cuando se le solicita. En la práctica, son muchas las gestorías que por su experiencia o competencia asumen también tareas de asesoramiento. Al fin y al cabo, de esta manera diversifican su oferta y se desmarcan de la competencia.

 

Gestoría Económica

¿Cuánto cuesta una Gestoría Económica?

Según el Instituto Nacional de Estadística (datos de junio de 2018), en 2017 había más de 67 mil asesorías activas en España, la mayor parte de ellas con menos de dos empleados, dando cobertura en total a más de tres millones de empresas y autónomos. Como en cualquier otro sector profesional, también aquí se dan diferencias en lo que respecta a la competencia de cada gestor, en función de la experiencia adquirida y de su rama de especialización, algo común en derecho fiscal. Por esto, dos criterios básicos a la hora de juzgar el precio de una gestoría son la competencia técnica y la reputación adquirida a lo largo de los años.

En España, no hay ninguna normativa que regule los honorarios de los gestores administrativos y económicos. Únicamente, la Ley de colegios profesionales (Ley 2/1974, de 13 de febrero, de Colegios Profesionales) declara, en el artículo 2, párrafo 1 (modificado en 1997), que el ejercicio de las profesiones colegiadas se inscribe en el mercado libre, solo sujeta, en cuanto a la oferta de servicios y remuneración, a las leyes sobre Defensa de la Competencia y sobre Competencia Desleal. En consecuencia, la forma en que cada asesor o gestoría fija sus tarifas, suele depender de una combinación de factores que veremos más abajo.

 

Gestoría Económica

 

Gestoría Económica y sus servicios

Una gestoría administrativa permite a las empresas externalizar tareas de gestión fiscal, contable o laboral que, de lo contrario, exigirían disponer del personal y el presupuesto adecuado. Para las empresas pequeñas y los profesionales autónomos, contratar los servicios de un gestor supone un alivio significativo de la carga de trabajo y la seguridad de que no se marca la casilla equivocada. Dada la elevada cuantía de algunas sanciones, normalmente abonar una tarifa mensual para servicios de asesoría fiscal supone a la larga poder dedicarse al propio negocio con mayor libertad y tranquilidad.

Hoy en día, el mercado del gestor fiscal y contable se reparte entre las gestorías tradicionales y los servicios online, que están en situación de ofrecer unas tarifas mucho más competitivas por su menor gasto administrativo (local, instalaciones, etc.).

 

 

 

Cada vez más, los costos del funcionamiento para una empresa son más estudiados y por eso contar con una Gestoría Económica es una parte importante del ahorro en nuestro negocio.

 

 

 

Estos son los servicios que abarca una gestoría administrativa:

-Trámites fiscales: cuentas del IRPF y resumen anual, declaraciones trimestrales del IVA y el resumen anual, gestión de retenciones y deducciones, etc.

-Trámites laborales: gestión de las nóminas de los empleados, previsión de gastos, tramitación de altas, bajas y contratos, asesoramiento en cuanto a las políticas laborales, despidos, etc.

-Tramitación de certificados de la Seguridad Social o de cotización.

-Trámites para la creación de empresas, bien externalizando todos los trámites burocráticos o en forma de asesoramiento; asimismo, también pueden realizar estudios de costes fiscales previos a la constitución de la entidad.

-Tramitación de subvenciones y ayudas y presentación a concursos.

-Soluciones de gestión de negocios: pueden incluir gestión contable, de nóminas, análisis fiscal, así como trámites administrativos ante organismos oficiales.

-Información sobre cambios en la normativa laboral y fiscal.

Son muchos, los casos en que los particulares acuden a una gestoría para liquidar la declaración anual del IRPF y es que, aunque en el caso de los trabajadores por cuenta ajena, un gestor a menudo se limita a revisar el borrador de la declaración y enviarla de vuelta a la AEAT, en otros casos puede haber otros matices que ciertamente infunden respeto al contribuyente de a pie. Siempre que se esté dispuesto a abonar los honorarios del profesional que se encargue de esta tarea, es perfectamente legítimo acudir a una gestoría administrativa incluso siendo un particular, aunque también se haga cargo de las empresas, como www.apfgestoria.com

Consejo

La Agencia Tributaria ofrece un servicio de asesoría donde se revisa el borrador de la declaración antes de entregarla, pero hay que darse prisa, porque solo programan un número limitado de citas.

 

Gestoría Económica

 

Las tarifas de las gestorías: marco general

Las gestorías determinan sus honorarios en función de los servicios que prestan y de la complejidad de los trámites. En muchos casos, utilizan el tipo de régimen de estimación para diferenciar las tarifas que aplican a las empresas, que se estructuran entonces en base al número de facturas que han de tramitar en el caso de la gestión contable o el número de empleados en el de la laboral. En la actualidad, también es frecuente encontrar tarifas planas para emprendedores o autónomos con baja facturación que, en ocasiones, también incluyen ciertos trámites burocráticos como el alta de autónomos.

Los trámites fiscales más comunes solicitados por particulares, pymes y autónomos incluyen el pago de la cuenta IRPF y el resumen anual, las declaraciones trimestrales del IVA y el resumen anual, el cálculo de retenciones, el resumen anual de terceras personas y la declaración de la renta del empresario, unos servicios cuyo precio depende normalmente del tamaño de la empresa debido a la implicación mayor o menor de los empleados de la gestoría tanto en horas de trabajo como en número de personas.

Hecho

Un trabajador por cuenta ajena, también podría delegar la declaración de la renta a un gestor fiscal.

Por regla general, los gastos de gestoría para una pyme podrían ser de pocos euros al mes, teniendo en cuenta que hoy en día las gestorías online pueden ofrecer un precio más competitivo para muchos trámites. Un profesional autónomo sin mucha facturación, podría tener suficiente con el servicio de una gestoría online, pero una tienda minorista con gastos de alquiler, algún empleado y una facturación decente hace bien en consultar varias gestorías en su área.

 

Gestoría Económica

 

Consejos para buscar el gestor más ajustado económicamente

-Compara los precios entre gestorías en el centro de tu ciudad y en las afueras. A menudo el barrio y el precio del suelo donde se encuentre la oficina de tu gestor podría repercutir en los honorarios que se ve obligado a fijar.

-Consulta en foros en Internet, los consejos de otros usuarios podrían servirte de ayuda para considerar si estás pagando un precio justo no.

-Pide referencias a otros clientes de la gestoría.

-Solicita contacto personal con el gestor, del cual deberías conocer su nombre y apellidos, y una dirección física de la oficina. Exige un trato personalizado.

-Procura que sea posible hacer algunos trámites de forma electrónica para evitar desplazamientos innecesarios.

-Solicita que te envíen la documentación mensual o trimestralmente.

-Asegúrate de que te informan regularmente de las novedades fiscales y laborales.

 

 

Por Jose

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *